Martes, 29 de junio de 2010

Marcelino Olaechea naci? en Baracaldo (Vizcaya) el 9 de enero de 1889. A los 16 a?os ingres? en la Congregaci?n Salesiana de San Juan Bosco. Curs? los estudios de filosof?a en el colegio de Carabanchel Alto (Madrid) y los de teolog?a en el estudiantado internacional de Tur?n (Italia). Ordenado sacerdote en 1912 los superiores le confiaron la direcci?n de importantes colegios. Ampli? estudios de sociolog?a en Lieja (B?lgica) y despu?s fue elegido provincial de Catalu?a, Valencia y Madrid. La Santa Sede lo nombr? en 1934 visitador de los Seminarios de las provincias eclesi?sticas de Valencia, Granada y Sevilla. Y un a?o despu?s, el 23 de agosto de 1935, lo preconizaba obispo de Pamplona. Recibi? la consagraci?n episcopal el 27 de octubre de dicho a?o en la Catedral de Madrid. El Papa P?o XII lo nombro arzobispo de Valencia el 17 de febrero de 1946. Tom? posesi?n de la Di?cesis en persona del obispo auxiliar, Juan Herv?s, el 6 de junio de 1946, y diez d?as despu?s hizo su entrada solemne en la ciudad de Valencia.

La renovaci?n espiritual y material de la Di?cesis que se propuso el arzobispo Olaechea estuvo caracterizada, entre tantas otras cosas, por grandes manifestaciones e importantes concentraciones. La imagen de la Virgen de los Desamparados que, como peregrina, recorri? las calles de Valencia con ocasi?n de las Bodas de Plata de su coronaci?n can?nica, las Misiones Populares de 1949 y 1955 en la Ciudad de Valencia, los Congresos Eucar?sticos Regionales, el Cuarto Congreso Nacional Catequ?stico, el A?o Santo de 1950 y el A?o Mariano de 1954, las Misiones Populares en casi todos los pueblos de la Di?cesis con la multitudinaria participaci?n de los fieles, mostraron en aquellos tiempos la vitalidad de la Iglesia con su capacidad de convocatoria.

La primera ?poca del pontificado de Marcelino Olaechea qued? marcada por la celebraci?n del S?nodo Diocesano en 1951 y por la construcci?n del nuevo Seminario en Moncada, que fue acompa?ado por una renovaci?n de los estudios eclesi?sticos para una mejor formaci?n intelectual y pastoral de los candidatos al sacerdocio.

?Durante estos a?os se experiment? un notable auge del laicado cat?lico, especialmente con la consolidaci?n de las cuatro ramas de Acci?n Cat?lica, que fueron muy eficientes colaborando con los sacerdotes en m?ltiples formas de apostolado.

Entre las numerosas actividades de este Arzobispo hay que citar varios arreglos parroquiales, con un incremento de templos en la ciudad de Valencia y en las poblaciones importantes de la Di?cesis. Adem?s de todas estas iniciativas pastorales tuvo otras de car?cter ben?fico y asistencial. La creaci?n en 1948 del Instituto Social Obrero, para la instrucci?n y formaci?n de los trabajadores; la fundaci?n en 1947 del Banco de Nuestra Se?ora de los Desamparados, para la ayuda a los necesitados; la construcci?n de viviendas protegidas, etc., mostraban el deseo sincero del Arzobispo para poner remedio a las muchas necesidades que ten?a la sociedad.

Al cumplir los 75 a?os de edad, seg?n las normas del Concilio Vaticano II, que exhortaba a los obispos a presentar la renuncia de sus di?cesis, lo hizo, acept?ndosela el Papa Pablo VI el 19 de noviembre de 1966.?

Marcelino Olaechea se retiraba despu?s de veinte a?os de trabajos e ilusiones, de iniciativas y realizaciones en favor de Valencia, con una intensidad sin precedentes. Falleci? en Valencia el 21 de octubre de 1972. Sus restos mortales descansan en la capilla de Santo Tom?s de Villanueva de la Iglesia Catedral.


Tags: Marcelino Olaechea, Arzobispo, Salesianos

Publicado por luis.mo @ 0:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios